Recursos

La mayoría de las habilidades se alimentan del recurso de tu clase, una reserva limitada de fuerza, como tu vida, que se gasta al usar tus ataques y habilidades más potentes. Puedes controlar ese recurso, y por extensión saber cuánto poder te queda para usar tus habilidades, echando un vistazo a la esfera de color al otro lado de tu salud en tu pantalla.

Todas las clases tienen un recurso propio. Puedes saber más sobre ellos en las páginas de clase.

Furia (bárbaro), cólera (cruzado), odio y disciplina (cazador de demonios), esencia (nigromante), espíritu (monje), maná (médico brujo) y poder arcano (mago).

Furia (bárbaro), cólera (cruzado), odio y disciplina (cazador de demonios), esencia (nigromante), espíritu (monje), maná (médico brujo) y poder arcano (mago).

Usa tus habilidades

Utiliza la habilidad precisa para acabar con los enemigos.

Para aprovechar al máximo tus habilidades, debes colocarlas en tu barra de acción. En el PC abre tu menú de habilidades (la tecla "S", por defecto), en consolas abre el menú de personaje (Xbox 360 y Xbox One: BACK; PlayStation®3 y PlayStation®4: SELECT) y entra en el panel de habilidades. Dependiendo de la plataforma, tus habilidades se asignarán automáticamente a una tecla numérica del teclado, o a un botón del ratón o del controlador.

Huérfanos de Khazra.

Puedes usar cualquier habilidad de tu barra de acción haciendo clic sobre el icono, o pulsando la tecla numérica o botón correspondiente. Para usar una habilidad de ataque contra un monstruo, solo tienes que asegurarte de destacarlo y luego pulsar la tecla o el botón correspondiente a la habilidad que quieras usar.

Si tienes éxito, el enemigo al que has atacado debería disolverse en un caos de carne humeante y sangre quemada. Bien hecho.

Infligir daño

Si usas una habilidad ofensiva varias veces sobre tus enemigos, te darás cuenta de que no siempre inflige la misma cantidad de daño. Cada vez que usas una habilidad ofensiva, esta saca un número del rango de daño de tu arma equipada, que después se modifica con el multiplicador de daño de tu habilidad. Por ejemplo, si el rango de daño de tu arma es 1-10 y usas una habilidad que inflige el 200% del daño de arma, infligirás entre 2 y 20 p. de daño.

El valor ataques por segundo de un arma muestra lo rápido que puede atacar. La mayoría de habilidades se resuelven antes si usas armas rápidas, como las dagas. Las armas lentas, como las hachas de dos manos, suelen tener rangos de daño más altos.

El valor daño por segundo de un arma representa su potencial total, teniendo en cuenta el daño y la velocidad. ¡Experimenta con distintas combinaciones de armas y habilidades para descubrir tu estilo de combate preferido!

Tipos de daño

Una habilidad de daño activa siempre inflige un solo tipo de daño, pero muchas variantes de runas pueden cambiar completamente el tipo de daño. Cuando seleccionas una habilidad puedes ver qué tipo de daño inflige. Tenlo en cuenta cuando te encuentres con objetos que aumentan la efectividad de un elemento concreto. Sea cual sea el elemento de tu arma equipada, las habilidades que elijas determinarán los tipos de daño que liberarás sobre los siervos de los Infiernos Abrasadores.

Físico, Fuego, Frío, Rayos, Veneno, Arcano, Sagrado

Físico, Fuego, Frío, Rayos, Veneno, Arcano, Sagrado

  • Físico: Las numerosas habilidades que dañan a los enemigos de forma tradicional, como azote del bárbaro o empalar del cazador de demonios, se clasifican como físicas. A medida que vayas ganando poder, algunas de tus habilidades físicas obtendrán nuevas runas que cambian el tipo de daño a la vez que ofrecen efectos añadidos. Hay habilidades y runas que no infligen daño de forma activa, como ley de la justicia del cruzado y sus variantes; aunque también se clasifican como físicas, sus efectos no aumentan con un mayor daño físico en tu equipo.
  • Fuego: Las habilidades que infligen daño de fuego suelen ofrecer un ataque inigualable a cambio de utilidad. Los enormes bonus ofensivos, el daño adicional en el tiempo, y el aumento en la generación de recursos contribuyen a esta abrasadora destrucción.
  • Frío: Muchas habilidades de daño de frío ralentizan o congelan a tus enemigos, mientras que otras los dejan vulnerables a otros daños cuando están helados o congelados.
  • Rayos: Las variantes con daño de rayos de algunas habilidades pueden aturdir a los objetivos, aumentar el número de enemigos afectados, o reducir el coste de recursos y el tiempo de reutilización para una mayor eficiencia en combate.
  • Veneno: La infame toxicidad de las habilidades tipo veneno debilita a los enemigos, los va dañando en el tiempo y reduce su efectividad en combate. Muchas de las habilidades ofensivas del médico brujo entran en esta categoría de daño.
  • Arcano: En esta categoría entrarían las habilidades que desintegran rápidamente a los enemigos con poder mágico puro y las fuerzas elementales de la naturaleza. Muchas de las habilidades ofensivas del mago infligen daño arcano.
  • Sagrado: Además de infligir daño, los poderes ofensivos de la magia sagrada que emplean en combate los cruzados y los monjes pueden desbaratar los planes enemigos u ofrecer bonus defensivos.

Experiencia y niveles

Cuando subas un nivel, lo sabrás de inmediato.

Al matar monstruos y completar búsquedas, conseguirás experiencia, una representación numérica de tu aumento de poder. Alcanzar un nuevo límite de experiencia (por ejemplo, pasar del nivel uno al nivel dos) se denomina "subir de nivel". A menudo, al subir de nivel, se desbloquea al menos una nueva habilidad – verás la nueva habilidad desbloqueada en la pantalla, y también podrás verla en tu panel de habilidades.

También desbloquearás espacio para habilidades adicionales en la barra de acción (en los niveles 2, 4, 9, 14 y 19, hasta un máximo de 6 habilidades activas) así que también crecerás en versatilidad además de en poder.

Racha letal (PC)

Combate dinámico

Recibirás bonus de experiencia al matar múltiples monstruos y objetos de forma constante o al mismo tiempo:

  • Masacre: Mata varios monstruos al tiempo que consigues dañar a un enemigo cada dos segundos. Si realizas varias muertes de esta manera, recibirás más experiencia y bonus de gloria nephalem.
  • Destrucción: Rompe varios objetos dentro de un corto periodo de tiempo y recibirás un bonus de velocidad de movimiento. Cuantos más objetos destruyas, más durará el bonus.
  • Muerte con trampa: Mata varios monstruos utilizando el entorno y obtendrás un bonus de regeneración de recursos. Cuantos más monstruos mates, más durará el bonus.

Niveles de leyenda

Al alcanzar el "límite de nivel" de Diablo III dejarás de subir niveles normales, y la experiencia que obtengas desde ese momento no desbloqueará más habilidades o runas. Pero todavía puedes mejorar.

Los niveles de leyenda, en los que comienzas a ganar experiencia tras llegar al nivel máximo, son similares a los niveles normales en varios aspectos. A medida que consigas nuevos niveles de leyenda, irás aumentando tu poder, y los bonus de experiencia (como los que proporcionan los afijos de objetos y los santuarios) se aplicarán a tu ritmo de obtención de puntos de experiencia de leyenda.

Sin embargo, hay una gran diferencia: no existe un límite de número de niveles de leyenda que puedes alcanzar, y cada uno de ellos proporcionará un punto que puedes asignar a una de las diferentes habilidades, tales como incrementar tus poderes de ataque o defensa, velocidad de movimiento, el tamaño de la reserva de recursos, etc. Estas bonificaciones son innatas, por lo que no están ligadas a ninguna pieza de equipo que lleves. Tu nivel de leyenda actual viene determinado por el total de todos tus personajes de Diablo III en un modo (normal o incondicional), de tal manera que incluso los nuevos personajes creados podrán utilizar puntos de experiencia de leyenda.

Por último, desbloquearás sorprendentes añadidos a tu retrato de personaje a medida que vayas incrementando tu nivel de leyenda. Tu retrato actualizado estará visible en todo momento y, en las partidas cooperativas, actuará como prueba de vuestro progreso.

Habilidades pasivas

Selecciona habilidades pasivas en el menú de habilidades.

A medida que vayas alcanzando los niveles 10, 20 y 30 (y 70 con Reaper of Souls), desbloquearás una casilla de habilidades pasivas. Las habilidades pasivas no aparecen en la barra de acción y no se utilizan haciendo clic sobre ellas o pulsando botones; en vez de eso, otorgan bonificaciones que te mejoran en todo momento. Por ejemplo, pueden hacer que seas más difícil de alcanzar, o que tus hechizos defensivos duren más tiempo.

Cambia de habilidades

Haz clic en las habilidades para cambiarlas.

Tu repertorio de habilidades para matar monstruos aumentará con rapidez, y pronto te encontrarás con más opciones de las que puede contener tu barra de acción.

Puedes cambiar las habilidades a tu disposición desde el menú de habilidades: solo tienes que escoger las habilidades que deseas utilizar. Si deseas asignar tus habilidades en una configuración no estándar (por ejemplo, escoger cuatro habilidades defensivas), primero debes abrir el menú del juego, escoger "Opciones", luego "Juego", y marcar la casilla "Modo optativo". Si bien puedes ajustar inmediatamente tus habilidades pasivas fuera del combate, si intentas ajustar tus habilidades pasivas mientras recorres la naturaleza o te arrastras por una húmeda mazmorra, dejarán de estar disponibles durante un breve periodo de recarga (periodo de reutilización).

Runas de habilidad

Las runas de habilidad son una forma de personalizar tus habilidades más allá de sus poderes básicos. A partir del nivel 6, empezarás a desbloquear runas para tus habilidades que te permitirán modificar drásticamente sus funciones. Por ejemplo, podrías aumentar el alcance o la duración de una habilidad en particular, o modificarla para que haga volar a los enemigos cuando antes solo les hacía daño. Puede hacerse que una habilidad, con la que antes debías apuntar cuidadosamente hacia un grupo de enemigos, ahora acierte de forma automática.

Escoge las runas en el menú de habilidades.

Puedes acceder a tus runas de habilidad en el menú de habilidades; tras seleccionar la habilidad que quieras usar, verás una lista de las runas justo debajo – solo tienes que elegir la runa desbloqueada que quieras aplicar. Solo puedes aplicarle una runa a cada habilidad.

Para experimentar con la lista completa de las habilidades y runas de Diablo III, utiliza la calculadora de habilidades.

Esferas de poder y Gloria nephalem

Las esferas de poder te servirán de incentivo.

A lo largo de tu travesía por Diablo III, a veces los monstruos derrotados pueden dejar caer esferas de poder —infusiones doradas de energía— que puedes recoger con tu héroe pasando cerca de ellas.

Al recoger una esfera de poder se activa una explosión de energía que inflige a los enemigos cercanos un porcentaje de tu daño, además de otorgaros a ti y a tus aliados cercanos el beneficio de Gloria nephalem. Gloria nephalem dura 60 segundos, tras los cuales se activará además una segunda y dañina explosión de energía.

Si recoges esferas de poder adicionales mientras Gloria nephalem está activa, se aumentará hasta tres veces el poder de esta explosión de energía; asimismo, se reiniciará la duración del beneficio a 60 segundos. Si recoges esferas de salud se prolongará 5 segundos la duración de Gloria nephalem, y cada cinco esferas de salud se aumentará asimismo en 1 p. el poder del efecto (una vez más, hasta un máximo de tres incrementos).

Los enemigos se desvanecerán bajo la luz de tu gloria.

  • Gloria nephalem – Nivel 1: Mientras Gloria nephalem esté activa, los héroes infligirán bonus de daño con cada ataque.
  • Gloria nephalem – Nivel 2: Con dos niveles de Gloria nephalem, los héroes infligirán un bonus de daño que también afectará a los enemigos cercanos con cada ataque. Además, los héroes ganarán un bonus de un 10% de velocidad de movimiento.
  • Gloria nephalem – Nivel 3: Con tres niveles de Gloria nephalem, los héroes infligirán un bonus de daño con cada ataque que también afectará a los enemigos cercanos. Cada impacto que asestas mientras el beneficio está activo tiene una probabilidad de crear una dañina explosión.

Vida

Mientras haces todos los esfuerzos posibles para destruir y desmembrar a tus enemigos, ellos harán lo mismo contigo. Si un monstruo te alcanza, tu vida (representada en la esfera roja de la parte inferior izquierda de la pantalla) se reducirá.

Tu atributo de vitalidad (en conjunción con cualquier habilidad pasiva y equipo potenciador de la vitalidad que lleves) dicta cuánta vida tienes. Puedes recuperar vida rápidamente haciéndote con esferas de salud que sueltan los monstruos derrotados.

Las esferas de salud restaurarán tu vida.

Solo tienes que acercarte a la esfera y tanto tú como tus aliados cercanos recuperaréis una pequeña parte de vuestra vida. Los enemigos más peligrosos soltarán esferas de salud más grandes y potentes. Hay otras formas de curación – algunos objetos y habilidades incrementan la regeneración, y ciertos personajes y aliados tienen la habilidad de restaurarte toda la vida tanto dentro como fuera del combate, pero las esferas de salud son de lejos la más común.

Cuando tu vida se reduzca peligrosamente, verás un halo rojo alrededor de la pantalla: es una señal de que necesitas huir de la batalla, curarte, o ambas cosas. Cuando la esfera roja esté vacía, morirás.

Esferas de salud

La probabilidad de que aparezca una esfera de salud (y exactamente cuándo aparecerá durante una batalla) está ligada al tipo de monstruo al que te enfrentas. Los triángulos de las barras de salud de los monstruos indican los puntos donde podrían soltar una esfera, así que ten los ojos bien abiertos para prever cuándo es posible que recibas una dosis salvadora de salud.

  • Monstruos normales: la probabilidad de soltar una esfera de salud al morir varía según el tipo de monstruo.
  • Monstruos campeones: 60% de probabilidad de soltar una esfera de salud al 50% de vida y al morir.
  • Monstruos raros: 100% de probabilidad de soltar una esfera de salud al 50% de vida y al morir.

Muerte

Tu muerte es inminente.

La muerte no es el fin en Diablo III, pero tampoco es algo que deba tomarse a la ligera. Al morir, tienes la opción de reaparecer en el lugar en el que has muerto (salvo que hayas combatido contra un jefe), en el último punto de control o en la ciudad. Los puntos de control son lugares invisibles en el mapa que registran tu progreso durante la partida.

Volverás a la vida con la salud completa, pero los consumibles que hayas utilizado habrán desaparecido permanentemente, y tus objetos equipados sufrirán pequeños daños (10%) a su durabilidad. Reparar el daño a la durabilidad de tus objetos costará varias monedas de oro. Puedes encontrar más información sobre la durabilidad de los objetos en la sección de equipo de esta guía.

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.